domingo, 14 de abril de 2013

El sapo sin princesa.




Voy saltando los charcos que dejan tus lágrimas al caer sobre el suelo en el que piso. 

Voy saltando y bajo la lluvia estoy cantando canciones que sirvan de pañuelo para tus ojos húmedos. 

Voy esquivando las piedras que ponen a mi paso aquellos que dicen que sólo soy otro sapo de pantano, que no hay beso que me corone príncipe en este cuento. 

Sigo saltando y desde aquí alcanzo a verte, sentada estas en tu fuente. 

Sigo saltando, no hay obstáculo que obstaculice mis saltos, soy el d’Artagnan de los sapos y voy hacia ti como el Quijote a los molinos. 

Voy saltando, voy cantando, estoy llegando, voy gritando 


¡Sonríe princesa te traigo versos de papel, caricias de algodón y canciones almidonadas para empacharte el corazón!



Fuente: Internet.