miércoles, 22 de enero de 2014

Con todo y con nada...




Quiéreme con todo y con nada al mismo tiempo. 
No le hagas caso a mis labios, a mis ojos, a mi voz, a mis manías. 
El tiempo no se estanca y yo voy a envejecer. 
Enamórate de mi tristeza, amor, que con esa cargaré hasta el día de mi muerte.

Estefanía Mitre

sábado, 11 de enero de 2014

Analfabetos



Los analfabetos del siglo XXI 
no serán aquellos que no saben leer y escribir, 
serán aquellos que no pueden aprender, desaprender y reaprender.

Alvin Toffler

lunes, 6 de enero de 2014

¿Un "Americano"?



Y diréis, ¿eso que eeeeeeeeeeeeeeeeeeeeh?
Pues una bebida o cocktail que preparan en el Quiosco Amalia, en Puerta Purchena, frente al Hotel La Perla, en pleno centro de Almería.
No es una bebida de aperitivo, ni de fiesta para el desmadre, es para entrar en calorcito después de cenar, a de media tarde o cuando te apetezca. 
La receta es fácil. Se prepara en un chato de vino y lleva una cucharadita de azúcar, un trozo de piel de limón, leche muy caliente y el secreto, licor de nuez de cola. Finalmente un espolvoreado de canela y para adentro. El resultado es de un color rosa pálido, de un sabor muy suave y muy agradable. Esta modalidad es la clásica o de invierno. Para el verano está la versión adaptada en modo granizado, pero no es lo mismo. El auténtico es mejor.

El origen de esta bebida parece que se remonta a las películas del oeste que se grabaron en los años 70 en la provincia. Como he dicho, justo en frente está el Hotel La Perla, donde se alojaban muchos de los actores “forasteros” que venían a trabajar, y alguno de ellos un día se acercó al Quiosco Amalia y pidió este cocktail, que era desconocido para el dueño. El Americano le enseñó la receta y la gente empezó a pedir “lo del americano“, hasta que poco a poco se convirtió en “el americano”. 
Este parece ser el origen de esta bebida tan popular para tantos almerienses.

El que se anime a venir, que no deje de probarlo.